Saltar al contenido
Taladros Atornilladores

Mejores Portabrocas para Taladros de Columna

Los portabrocas de los taladros de columna se pueden cambiar por múltiples razones, entre otras porque ya los mismos están desgastados y no funcionan como solían hacerlo.

Si estás aquí es porque necesitas sustituir tu portabrocas y has llegado al sitio indicado porque te mostraremos cuales son las mejores opciones y aparte te daremos unos consejos importantes que debes tener en cuenta para elegir el adecuado y para sustituirlo correctamente.

Mejores portabrocas para taladros de columna

En seguida te mostramos los portabrocas más útiles, robustos y duraderos para que puedas elegir entre uno de ellos

Mandril autoajustable de 1 – 16 mm con casquillo cónico B16

Mandril autoajustableEste mandril es perfecto si usas tu taladro de columna para labores de bricolaje sencillas, ya que soporta brocas de tamaños entre 1 mm y 16 mm.

De igual modo su triple mordaza le brinda una sujeción firme y segura a las brocas.

El cambio de las brocas es sencillo y la función de bloqueo permite que estás permanezcan estables durante el trabajo de perforación.

Elaborada con materiales y aleaciones resistentes que lo hacen robusto y resistente.

Es ideal para taladros de columna de sujeción cónica independientemente de la marca.

Mandril profesional autoajustable de 5 – 20 mm con casquillo cónico B22

portabrocas autoajustableSi te dedicas a labores profesionales y necesitas de un mandril que posea un amplio rango de sujeción y que además sea robusto y seguro, el que te mostramos a continuación es el indicado para ti.

Permite brocas de 5 mm hasta 20 mm, por lo que podrás usar brocas que te permitirán realizar diversas perforaciones.

Las brocas se cambian a través de llave y una vez hecho esto las mismas se sujetan de forma firme, para garantizar una perforación precisa.

El casquillo cónico B22 lo hace apto para taladros de columna con dichas especificaciones.

Preguntas frecuentes sobre portabrocas

El cambio del mandril de tu taladro de columna no debe ser una decisión que se tome a la ligera, pues recuerda que el portabrocas es la parte más importante de un taladro, así que antes de cambiarlo respóndete a las siguientes preguntas

¿Por qué lo cambias?

Como dijimos al comienzo del post, las razones para cambiar el portabrocas de tu taladro de columna son varias, pero debes definir muy bien cuál es tu razón porque de ello dependerá que tu elección sea la correcta.

Después de mucho uso es muy probable que el mandril comience a presentar algunos fallos, como no sujetar bien las brocas, deslizarse o moverse un poco; obviamente estas razones le quitan precisión a las perforaciones por lo que es necesario cambiar de portabrocas.

Otro motivo de cambio es por la capacidad de sujeción, es decir, los mandriles soportan diámetros de brocas determinados dependiendo del fabricante. Si en tu caso no te sirve el rango de tamaños de tu portabrocas entonces podrás elegir un mandril que soporte brocas según tus exigencias.

Si por otro lado crees que el portabrocas que trae tu taladro de columna no cuenta con la calidad que deseas, entonces debes cambiar tu portabrocas y elegir uno robusto y resistente que cubra tus expectativas.

¿Con rosca o sin rosca?

No se trata de cambiar el portabrocas solo por cambiarlo, debes determinar si tu taladro posee rosca o no, pues no querrás comprar el mandril que pareciera el que cubre tus exigencias pero que no es el indicado.

Dependiendo del fabricante los mandriles se sujetan al taladro de columna mediante el enroscado o por presión; revisa muy bien cuál es el sistema que usa tu herramienta para poder hacer la selección correcta.

Cambiando un portabrocas de un taladro de columna

En este punto ya tienes muy claro la razón por la cual deseas cambiar el mandril de tu taladro de columna y sabes muy bien como este elemento se acopla con el taladro, entonces ahora solo queda darle un vistazo a la manera de cambiarlo.

Con rosca

De las cosas más sencillas que hay en el mundo está cambiar un portabrocas que se sujeta a tu taladro de columna mediante rosca, solo debes desatornillar el tornillo y desenroscar el mandril.

El paso siguiente será colocar el nuevo mandril enroscando firmemente para terminar asegurando mediante el tornillo.

Sin rosca

Cuando no existe rosca esto quiere decir que el portabrocas se sujeta mediante presión, es decir ejerciendo algo de fuerza para garantizar que la pieza quede perfectamente sujetada al taladro de columna.

Es este tipo de portabrocas por lo general la cola viene en forma de cono, pues es la manera más segura de que el elemento se sujete firmemente sin oscilar y sin caerse.

En este caso, también el cambio es sencillo, solo que tendrás que hacer un poco más de esfuerzo.

Al sacar el viejo mandril la cavidad quedará disponible, solo tendrás que colocar el nuevo mandril dentro de ella y con un golpe moderado empujar hacia adentro, te recomendamos que para esto coloque un trozo de madera en el nuevo portabrocas para evitar que se dañe. Listo ya tu portabrocas se ha acoplado y está listo para usarse con seguridad y precisión.

Para nosotros ha sido un placer orientarte en el cambio del portabrocas de tu taladro de columna y sinceramente esperamos que toda la información te haya sido de ayuda.

Más contenido sobre taladros de columna…

Puntúa este artículo!